Mousse de morcilla

La morcilla es un complemento ideal para pucheros y platos de cuchara, pero también puede tener otros usos igual de ricos y sabrosos. Es el caso de la siguiente receta de morcilla elaborada con la Thermomix, un plato que puede ser magnífico para servirlo en eventos con la familia y amigos, poniendo unos panecillos para untarlo o comerlo tal cual. ¡Delicioso!

Mousse de morcilla para Thermomix

Ingredientes para mousse de morcilla para Thermomix

  • 1 bote de pimientos del piquillo
  • 12 hojas de gelatina neutra
  • 500 gramos de caldo
  • 500 gramos de morcilla
  • 100 gramos de cebolla
  • 200 gramos de nata para montar
  • 30 gramos de aceite
  • 75 gramos de caldo

Cómo hacer mousse de morcilla para Thermomix

Paso 1: Procedemos a hidratar las hojas de gelatina por espacio de 5 minutos en agua bien fría.

Paso 2: Colocamos en el vaso de la Thermomix los pimientos junto a ½ litro de caldo. Programamos a velocidad 4 y 100 grados de temperatura durante 15 minutos.

Paso 3: Seguidamente, incorporamos la gelatina previamente escurrida y volvemos a programar a velocidad 5 durante 20 segundos. Luego, procedemos a triturar la mezcla a velocidad 10 durante 15 segundos.

Paso 4: Reservamos la preparación en un recipiente aparte, extendiendo la mezcla hasta lograr medio centímetro de grosor. Dejamos enfriar en la nevera.

Paso 5: A continuación, colocamos en el vaso la cebolla troceada y dejamos actuar durante 7 minutos a velocidad 1 y 100 grados de temperatura.

Paso 6: Concluido este paso, adicionamos la morcilla y mezclamos a velocidad 1 durante 5 minutos y 100 grados de temperatura.

Paso 7: Para concluir, vertemos el resto del caldo y programamos a 100 grados de temperatura, velocidad 3, 5 minutos. Luego, trituramos la mezcla a velocidad diez hasta obtener una crema densa y consistente.

Paso 8: Reservamos la preparación hasta enfriar, para luego incorporarle la nata (previamente montada) con movimientos suaves y cadentes.

Paso 9: A la hora de servir, solamente debemos cortar la gelatina de pimientos en pequeñas formas (círculos o cuadrados) y añadirle luego la crema de morcilla. ¡Buen provecho!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest