Mousse de frambuesa

Rica en vitamina C, la frambuesa es una fruta a partir de la cual podemos hacer deliciosos postres. En este artículo solo reunimos una muestra de recetas de mousse de frambuesa que seguro te gustan.

Mousse de frambuesa y chocolate negro

Mousse de frambuesa y chocolate negro

Ingredientes de mousse de frambuesa y chocolate negro 

  • 180 gramos de frambuesas
  • Dos claras de huevo
  • 100 mililitros de crema de leche
  • Dos yogures naturales
  • 180 gramos de chocolate negro
  • Dos cucharadas de azúcar
  • 20 gramos de mantequilla
  • Un sobre estándar de gelatina
  • Un pellizco de sal

Cómo hacer mousse de frambuesa y chocolate negro 

Si te apetece hacer una variante de la mousse de frambuesa con chocolate negro, esta es una de las mejores recetas que podrás encontrar para materializar tu propósito.

Como primer paso mezcla el chocolate, la crema de leche y la mantequilla en un cazo.

Ponlos a fuego lento y deja que se derrita el chocolate, pero sin que la mezcla hierva.

Luego retira el cazo del fuego y vierte la mezcla, con sus ingredientes homogéneamente combinados, en las copas en las que se degustará la mousse.

Deja que el preparado se temple y mientras eso ocurre lava las frambuesas, sécalas y tritúralas. Si puedes cuélalas también, para eliminar las semillas.

Hecho esto, pon a hidratar la gelatina en agua un poco caliente y agita con fuerza hasta que quede bien disuelta.

Una vez se cumpla ese paso, adiciona las frambuesas trituradas a la gelatina, junto al azúcar y todo el yogur, y reserva el preparado.

Ponte entonces con las claras y móntalas a punto de nieve, con el pellizco de sal para que crezcan rápidamente y se conviertan en un merengue espumoso y firme, que adicionarás poco a poco y con movimientos envolventes (de abajo a arriba) para que no se bajen, a la mezcla anterior.

Por último, vierte esta mousse de frambuesa en las copas, sobre el chocolate. Hazlo cuidadosamente, para que ambos preparados no se mezclen, y lleva los recipientes a la nevera.

Allí deberá permanecer nuestra mousse de frambuesa y chocolate negro por cinco horas, para que cuaje bien y alcance la mejor temperatura para la degustación. Las mousses mientras más frías, más ricas.

Mousse de frambuesa y chocolate blanco 

Mousse de frambuesa y chocolate blanco

Ingredientes de mousse de frambuesa y chocolate blanco (Encabezado 2)

  • 300 gramos de frambuesas frescas
  • 440 mililitros de nata para montar
  • Dos cucharadas de azúcar
  • Dos cucharadas también de licor de naranja
  • 185 gramos de chocolate blanco troceado
  • Una gota de colorante rojo

Cómo hacer mousse de frambuesa y chocolate blanco

Similar a la anterior, pero con chocolate blanco para aquellos que lo prefieran, esta receta de mousse de frambuesa es muy sencilla, sobre todo si se dispone de una batidora o procesador de alimentos.

Si es así, lo primero es licuar o procesar las frambuesas hasta que se transformen en una crema suave, que tenemos que tamizar para librarnos de las semillas.

Con la crema en un bol, le adicionamos el azúcar y el licor, y batimos hasta que todo quede disuelto e integrado. Esto nos dará cerca de una taza de salsa de frambuesas.

Luego, en una cacerola calentamos a fuego suave un cuarto de la nata con el chocolate blanco, y vamos removiendo de forma continua hasta que el choco se funda e integre plenamente con la nata.

Esta mezcla la dejamos enfriar un poco y enseguida le adicionamos una cucharada de la salsa de frambuesas y el colorante. La disponemos en un bol amplio y la reservamos momentáneamente, para trabajar con el resto de la nata en otro recipiente.

Así, montamos la nata a punto chantillí y una vez conseguido, la añadimos de forma suave y con movimientos envolventes a la mezcla del chocolate derretido, hasta que se integren en una masa uniforme, espumosa y espesa, que será la mousse de frambuesa y chocolate blanco.

Vertemos entonces el delicioso postre en las copas en que lo comeremos, alternando capas de mousse y de salsa de frambuesas, y lo llevamos al frío para que cuaje y adquiera la agradable temperatura de las mousses, lo que hará tras unas tres horas como mínimo.

Mousse de frambuesa sin nata 

Mousse de frambuesa sin nata

Ingredientes de mousse de frambuesa sin nata 

  • 150 gramos de frambuesas trituradas y tamizadas
  • Tres huevos
  • Tres cucharadas de azúcar glas
  • Un pellizco de sal

Cómo hacer mousse de frambuesa sin nata 

Para esta mousse de frambuesa sin nata empezaremos lavando y triturando los frutos, para luego tamizar con un colador fino el resultado y eliminar así las semillas.

Esto lo reservaremos por el momento, para separar las claras de las yemas de los huevos.

Las yemas las batiremos con el azúcar, hasta que se combinen perfectamente y las claras las montaremos con el pellizco de sal, para que crezcan y alcancen el punto de nieve lo más rápido posible.

Si queremos que nuestra mousse quede con una textura esponjosa, sin lo que no lo sería en esencia, debemos asegurarnos que las claras alcancen el citado punto.

Terminadas ambas acciones, juntamos las frambuesas trituradas con la mezcla de las yemas y batimos con fuerza hasta que se integren a plenitud.

Acto seguido adicionamos en tres porciones las claras, lo cual nos demandará suavidad en el accionar y movimientos envolventes. Solo así lograremos que las claras no se nos bajen y que todo quede homogéneamente ligado en una bella mousse de frambuesa sin nata.

Para degustarla resta servirla en los recipientes individuales y ponerla a cuajar y a enfriar por dos horas al menos en la nevera. Tras ese intervalo, tendrá la consistencia y la temperatura adecuadas para encantar a todos a los que les brindemos, que irremediablemente deberán hacer un alto para celebrar nuestra habilidad en la preparación de postres.

Mousse de frambuesa para rellenar tortas

Mousse de frambuesa para rellenar tortas

Ingredientes de mousse de frambuesa para rellenar tortas 

  • 190 gramos de frambuesas frescas
  • Seis cucharadas soperas de azúcar
  • Tres de agua
  • Tres hojas de gelatina
  • 500 mililitros de nata líquida

Cómo hacer mousse de frambuesa para rellenar tortas

Hacer una mousse de frambuesa destinada a servir de relleno para tortas y bizcochos no difiere mucho de la realización de otras mousses.

De inicio se deben llevar las frambuesas en un cazo pequeño al fuego, para calentarlas unos minutos junto con el agua y la mitad del azúcar.

Esto permitirá que las frutas estén bien cocidas y una vez logrado, llevamos el preparado a una batidora y lo procesamos unos segundos, hasta tener como resultado una especie de salsa de frambuesas.

A la salsa le agregamos después las láminas de gelatina y removemos con constancia hasta que esta se disuelva. Dejamos refrescar la mezcla entonces y mientras eso ocurre vamos con la nata y la batimos hasta que nos quede semimontada, momento en el que le adicionaremos la otra mitad del azúcar.

Hecho esto terminamos de batir la nata y con suavidad, y mediante movimientos envolventes para que no pierda volumen, la vamos integrando con la preparación de frambuesas, que para ese momento ha de estar fría.

De esta forma y tras unos sencillos pasos, la mousse de frambuesas para rellenar tortas es una realidad.

La colocamos entonces en un recipiente y la llevamos unas horas a la nevera, para que cuaje y enfríe, de donde solo la sacaremos para rellenar la tarta, bizcocho, torta o cualquier otro postre que queramos complementar con un relleno de exquisito sabor y agradable textura.

Tarta Mousse de frambuesa

Tarta Mousse de frambuesa

Ingredientes para tarta de mousse de frambuesa 

  • Tres huevos
  • Una docena de galletas María u otras similares
  • 200 gramos de nata para montar
  • Igual cantidad de azúcar
  • 400 gramos de frambuesas frescas
  • 80 de margarina
  • Un sobre de gelatina neutra

Cómo hacer una tarta de mousse de frambuesa

Las tartas de mousses por lo general requieren de tres preparados distintos: la base, la mousse como tal, y la cubierta.

Así, para esta tarta de mousse de frambuesa empezaremos haciendo la base, lo que impone reducir las galletas a polvo mediante trituración o golpes contra una superficie dura, si las reunimos en un nylon para ello.

Hechas polvo, las galletas las mezclamos con la margarina semiderretida, de manera que nos queden integrados ambos ingredientes en una pasta con la que cubriremos toda la superficie de la base del molde que acogerá nuestra creación.

El molde, con la base ya impregnada en él, lo reservamos en el refrigerador mientras vamos preparando la mousse.

Para esta montamos la nata, que debe estar todo lo fría que se pueda, y separamos las claras y yemas de los huevos.

Las claras las batimos hasta que alcancen el típico punto de nieve de los merengues y las dejamos de lado momentáneamente, para mezclar entonces las yemas con la mitad del azúcar.

Cuando estos dos últimos ingredientes queden bien combinados en una mezcla blanquecina, les adicionamos la gelatina, disuelta en agua tibia con anterioridad, y las frambuesas frescas, trituradas y coladas para limpiarlas de semillas.

Todo esto lo volvemos a mezclar para que las nuevas incorporaciones también se integren.

Acto seguido añadimos la nata montada, seguida por las claras, adiciones que para tener un resultado óptimo, han de hacerse de forma suave y mediante movimientos envolventes.

En este punto la mousse estará lista, por lo que podemos verterla de forma uniforme sobre la base hecha con las galletas.

Nuevamente reservaremos entonces el molde en el frío, pero esta vez por seis horas como mínimo, para que la mousse cuaje y esté bien fría al momento de degustar la tarta.

Minutos antes de que la degustación tenga lugar, seguramente tras una cena que queremos cerrar por todo lo alto con un postre exclusivo, nos ponemos a hacer la cobertura-decoración de la tarta.

Para esto mezclamos un poco de nata montada con puré de frambuesas, y el resultado lo repartimos sobre la mousse, con una manga pastelera si disponemos de una.

Y ahora sí, nuestra tarta de mousse de frambuesa está lista para ser la nueva sensación de casa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest