Mousse de gofio

Las mousses pueden ser hechas y disfrutados en muchas variantes y sabores. Las más conocidas son las de chocolate y frutas, pero sabías que a partir del gofio también se puede hacer no uno sino varios mousses. En este artículo hemos reunido varias recetas de mousse de gofio que seguro te gustarán.

Mousse de gofio canario 

Mousse de gofio canario

Ingredientes de mousse de gofio canario 

  • Tres huevos
  • 600 mililitros de nata de montar
  • 110 gramos de gofio canario
  • 150 de leche condensada
  • 30 mililitros de leche entera
  • almendras tostadas y trituradas para la decoración (opcional)

Cómo hacer mousse de gofio canario 

Ya que hablamos de mousses de gofio no podemos pasar por alto una de gofio canario, ingrediente que se ha convertido en uno de los signos identitarios de la culinaria de las homónimas islas.

Al igual que la anterior, esta mousse destaca por su agradable sabor, su poco contenido en azúcar, lo natural de sus ingredientes y la fácil realización.

Para hacerlo, igualmente empezamos separando las claras de las yemas y disponiéndolas en recipientes distintos.

Las yemas las batiremos un poco para inmediatamente agregarles la leche condensada y combinarlos a la perfección.

Acto seguido le añadiremos a la mezcla el gofio canario y volveremos a batir, para finalmente echar la leche entera y batir hasta la integración homogénea de todos los ingredientes.

Luego, con ayuda de unas varillas para ahorrar tiempo y garantizar mayor calidad, montamos la nata y, poco a poco y mediante movimientos envolventes con una espátula, la añadimos al preparado anterior.

Una vez todo quede perfectamente combinado, hacemos lo mismo con las claras de los huevos, que debemos montar a punto de nieve para que la mousse de gofio canario nos quede con la característica textura espumosa.

Ya lista la mousse, podemos verterla entonces en los recipientes en los que será degustada, decorarla con las almendras molidas y trituradas esparcidas por encima, y reservarla en el refrigerador por dos horas para que cuaje bien y enfríe.

Bien fría es como más disfrutaremos es postre de gofio canario, que sorprenderá a más de uno en casa y realmente los enganchará.

Video de la mousse de gofio canario 

Mousse de gofio sin nata 

Mousse de gofio sin nata

Ingredientes de mousse de gofio sin nata

  • Seis huevos
  • Dos vasos de gofio
  • Lo mismo de leche
  • Un vaso de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla

Cómo hacer mousse de gofio sin nata

Diferente a las variantes anteriores, esta receta muestra cómo hacer una mousse de gofio sin nata. Contrario a lo que pueda pensarse, es igualmente sencillo y rápido.

Para empezar, se separan las claras y las yemas de los huevos.

Las primeras se montan a punto de nieve con ayuda de una batidora de varillas para que el resultado venga rápido y bien, aunque también se puede hacer a mano, mientras que en otro recipiente se juntan la leche, el gofio, el azúcar, las yemas y la mantequilla, y se bate hasta que todo quede perfectamente integrado.

Para el preparado del segundo recipiente el orden idóneo de los ingredientes es el descrito y lo más recomendable es batir y mezclar bien tras agregar cada uno.

Conseguida una mezcla homogénea, a esta se le añaden entonces las claras montadas, lo que ha de hacerse suavemente y mediante movimientos envolventes, para que las claras no se bajen y se combinen bien.

Una vez logrado esto se habrá dado forma a una sabrosa mousse de gofio sin nata. Sin embargo, antes de la degustación es preciso reservar los recipientes en que sea vertida por varias horas, para que el postre cuaje bien, solidifique su consistencia y se ponga bien frío, que es cómo se comen y disfrutan más ese tradicional postre francés que son las mousses.

Mousse de gofio sin huevo 

Mousse de gofio sin huevo

Ingredientes de mousse de gofio sin huevo

  • Medio litro de nata para montar
  • 125 mililitros de leche condensada
  • Cuatro cucharadas de azúcar
  • Tres de gofio de trigo
  • Almendras picadas
  • Dos cucharaditas de licor amaretto

Cómo hacer mousse de gofio sin huevo 

Para preparar esta última variante de mousse de gofio que te traemos empieza montando la nata. Esta debe tener un 35 por ciento de materia grasa y estar lo más fría posible al momento de montarla, ya que eso favorece mucho el proceso.

Una vez montada, lo mismo con la ayuda de unas varillas de batir que mano, aunque esto último toma más tiempo, incorporamos a la nata el azúcar, la leche condesada, el gofio y el licor amaretto, por ese orden, y mezclamos todo hasta que quede perfectamente integrado en una masa uniforme.

Dicha masa ya será nuestra mousse de gofio sin huevo, apta para veganos y aquellos que por voluntad o indicación médica se ven privados de ese alimento.

La mousse se vierte en copas o vasos individuales y se le espolvorean por encima las almendras picadas. Antes de ser degustada requiere aún ser enfriada por más de dos horas en la nevera, lo que la ayuda además a cuajar y solidificar un poco su consistencia.

A pesar de la simplicidad de su preparación, te garantizamos que este postre agradará el paladar de todo aquel al que le permitas probarlo.

Asimismo, se constituye en una opción sana y natural para disfrutar en cualquier momento del día y en todas las estaciones del año.

Puede hacerse además de con gofio de trigo, con cualquiera de los otros presentes en el mercado, como el de cebada, centeno, maíz, etc. El resultado será igualmente exquisito y apreciado por todos los comensales, excepto aquellos reacios a los postres.

Las propiedades y los beneficios del gofio

El gofio es un alimento que destaca sobre todo porque es muy natural, perfecto para consumirse como se prefiera o utilizarse para la creación de diferentes platos, ya que en su elaboración simplemente se utilizan técnicas naturales, como la elaboración a la piedra y además no tiene ningún tipo de colorantes ni de conservantes.

En cuanto a la nutrición, el gofio, uno de los alimentos más típicos de las Islas Canarias, es un alimento realmente rico en vitaminas, sobre todo en las vitaminas del grupo B, pero también en las vitaminas del grupo C, A y D, y también es además muy rico en minerales, de entre los que destacan el calcio, el hierro o el potasio. Además de todo lo explicado anteriormente, se trata de un alimento que aporta muchos ácidos grasos omega 6 saludables y aminoácidos, lo que lo convierte en un alimento muy beneficioso para la salud.

Como nota negativa cabe reseñar que este alimento tiene mucho potasio y sodio, y es por este motivo que lo mejor será no consumirlo si se tienen problemas en los riñones. Además, el gofio cuenta con una cantidad muy interesante de fibra alimentaria, con lo que se trata de un alimento adecuado para poder seguir una dieta equilibrada, de pérdida de peso o deportiva, ya que aportará la fibra necesaria a nuestro organismo, así como proteínas.

Es también un alimento muy adecuado para diabéticos, porque retrasa en gran medida la absorción de todo tipo de hidratos de carbono simples con lo que se trata de un producto muy natural perfecto para regular los niveles de glucosa en la sangre después de haber ingerido los hidratos. También es interesante para las personas que necesitan mantener a raya sus niveles de colesterol o bajarlo si lo tienen alto porque contribuye a eliminar y/o reducir la grasa que se acumula en las arterias y además se trata también de un alimento muy nutritivo que tiene muy pocas grasas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest