Mousse de chocolate

Si eres de los amantes de ese famoso postre que es el Mousse de Chocolate aquí hallarás una forma efectiva de hacerlo en muchísimas variantes, desde uno sin huevo hasta el de tres chocolates, pasando por el de fácil elaboración en una Thermomix.

Cómo hacer mousse de chocolate

Para hacer este tradicional mousse de chocolate el primer paso que debemos ejecutar consiste en derretir el chocolate en un cazo, junto al azúcar y la mantequilla. El derretido lo haremos a fuego lento y no lo pararemos hasta que veamos que la tríada de ingredientes se combina en una mezcla homogénea, pero sin llegar al punto de ebullición. En aras de facilitar esta tarea, cortaremos previamente la mantequilla y el ingrediente principal en trozos pequeños.

Cuando tengamos lista la mezcla, la vertemos en un recipiente y la reservamos para después, cuando debe estar bien fría.

Así, vamos a los otros ingredientes y ponemos a hidratar la gelatina en agua, mientras separamos las claras de los huevos de las yemas.

Como se trata de un mousse, las claras debemos montarlas a punto de nieve, para lo cual nos resultarán útiles las varillas de batir. Si no disponemos de unas no pasa nada, pues a mano, aunque más trabajoso, se puede obtener también un excelente resultado. Mientras batimos, no podemos olvidar echar una pizca de sal en el merengue que vamos obteniendo.

Una vez las claras estén bien montadas agregamos la gelatina y lo revolvemos y batimos todo para que se integre a la perfección, en una mezcla que reservaremos para después, porque debemos regresar a la obtenida a partir del chocolate, que ya estará fría.

A esta última entonces le añadimos las yemas que separamos y mezclaremos con fuerza, para lograr una masa uniforme a la que solo entonces le agregaremos el merengue resultante de las claras y la gelatina.

Una vez unidas ambas mezclas debemos continuar removiendo, pero suavemente, hasta obtener la textura espumosa típica de la mousse, que verteremos en las copas en la que la degustaremos, pasadas las dos o tres horas recomendadas de enfriamiento en el refrigerador o nevera.

Mousse de chocolate fácil

Ingredientes de mousse de chocolate fácil: 

  • 175 gramos de chocolate negro
  • Cuatro huevos grandes
  • 90 gramos de azúcar glaseada
  • 35 gramos de mantequilla sin sal (margarina)

Cómo hacer mousse de chocolate fácil

Primero ponemos a fuego lento un cazo en el que fundiremos el chocolate, que debemos trocear previamente para ahorrar tiempo. Cuando observemos que está bien derretido, pero no hirviendo, añadimos el azúcar glas y removemos para que se combine con todo el chocolate fundido. Logrado esto, retiramos el cazo del fuego y ponemos a enfriar la mezcla.

Mientras se refresca, vamos a los huevos y separamos las claras de las yemas, que usaremos luego.

Las claras las batimos con una pizca de sal hasta que alcancen el punto de nieve, requisito indispensable de toda mousse, para reservarlas y volver entonces a la mezcla del chocolate y el azúcar.

A esta, que deberá estar ya fría, le agregaremos las yemas reservadas y removeremos con uniformidad para que todo quede bien integrado, y entonces adicionar las claras montadas.

Cuando agregamos las claras no podemos dejar de batir, pero la operación ha de hacerse suavemente, para no perder el punto de nieve, que en definitiva es lo que da la textura espumosa al delicioso postre.

Con todo bien combinado en una masa uniforme, ya nuestra mousse de chocolate fácil estará terminada.

Solo restaría verterla en las copas o recipientes en que la disfrutaremos, y ponerla a enfriar durante al menos dos o tres horas, tiempo tras el que estaremos probando una delicia que no dejará indiferente a ninguno de los afortunados a los que se la demos a probar.

Mousse de chocolate en Thermomix

Ingredientes de mousse de chocolate Thermomix:

  • 200 gramos de chocolate negro
  • Tres huevos grandes
  • 75 gramos de azúcar
  • 70 de mantequilla sin sal,
  • 110 mililitros de leche entera
  • Un pellizco de sal
  • Un poquito de zumo de limón

Cómo hacer mousse de chocolate en Thermomix

La Thermomix abrevian los tiempos de preparación de cualquier receta y este mousse de chocolate no es la excepción.

Para hacerlo empezamos juntando en el vaso del robot de cocina la leche, el azúcar, las yemas de los huevos y la mantequilla, semiderretida, para batirlos en la cuarta velocidad durante seis minutos y a una temperatura de 80 grados centígrados.

Luego añadimos el chocolate, cortado en trozo para que se combine mejor, y escogemos la opción de triturar, lo que haremos por solo 20 segundos en la sexta velocidad de la Thermomix.

La mezcla resultante debemos dejarla enfriar bien, para posteriormente, con la mariposa colocada en las cuchillas, agregar el zumo de limón y la sal, y programar para que la máquina haga su trabajo en la tercera velocidad, por unos cinco minutos. Ello hará que todo nos quede bien combinado, en una mezcla uniforme.

Hecho todo esto, vamos a las claras, el principal ingrediente en la definición de la textura de la mousse, y las montamos a punto de nieve, lo cual podemos hacer fácilmente gracias a ese estupendo invento que es la Thermomix.

Con ese fin ponemos la mariposa en el vaso y vertemos en él las tres claras, para trabajarlas en velocidad tres y media durante tres minutos, a una temperatura de 37 grados. Pasado el tiempo descrito, las claras estarán montadas tal cual las necesitamos, para ser combinadas con el preparado anterior.

Así, combinamos las dos mezclas suavemente, para que no se pierda la textura espumosa de las claras, y cuando estén perfectamente combinadas vertemos el resultado final en copas, el mejor recipiente para degustar una rica mousse, que pondremos a enfriar en la nevera por tres horas para que la degustación sea una experiencia única, que querremos repetir todos los días.

Mousse de chocolate sin huevo

Ingredientes de mousse de chocolate sin huevo

  • 275 gramos de chocolate negro
  • 75 de mantequilla sin sal
  • 275 mililitros de nata para montar
  • 125 gramos de nubes (malvaviscos)
  • Medio vaso de agua
  • Una cucharada de extracto de vainilla

Cómo hacer mousse de chocolate sin huevo

A pesar de que las claras de huevo, montadas a punto de nieve, son definidas como el elemento clave para lograr la textura de una exquisita mousse, sea de chocolate o de cualquier otra cosa, los veganos u otras personas que no pueden o quieren comer huevos también pueden degustar el exquisito postre francés.

Para ello bastará que reúnan los ingredientes enumerados, lista en la que las nubes o malvaviscos son el sustitutivo principal de las claras.

Así, para hacer la mousse de chocolate sin huevo se juntan en un cazo el agua, las nueves, y la mantequilla y el chocolate previamente cortados en trozos pequeños, para derretirlos poco a poco a fuego lento. En aras de que los ingredientes se combinen bien mientras se derriten, debemos remover la mezcla a cada rato.

Una vez todo se funda en una masa uniforme, vertemos el contenido en otro recipiente y lo ponemos a enfriar.

Luego vamos a los otros ingredientes y batimos la nata para montar, de conjunto con la vainilla, esforzándonos para que nos quede bien montada y tribute a la calidad de la mousse de chocolate.

Si ya está fría la mezcla que hicimos primero podemos agregarle entonces esta última que obtuvimos de la nata para montar y las vamos combinando con suavidad, para poder lograr una masa cremosa, que tendrá la textura de una buena mousse, tal y como si hubiésemos utilizado las tradicionales claras de huevo.

En este punto ya tendremos listo el postre, el cual verteremos en copas y pondremos a enfriar por más de dos horas, para poder degustarlo cómo normalmente se hace, frío, que a fin de cuentas es como más se puede apreciar la exquisitez de una mousse de chocolate, que en este caso fuimos capaces de crear sin utilizar huevos.

Mousse de chocolate sin nata

Ingredientes de mousse de chocolate sin nata

  • 150 gramos de chocolate para postres
  • Tres huevos
  • Tres cucharadas de azúcar glas
  • Un pellizco de sal

Cómo hacer mousse de chocolate sin nata

Para preparar esta mousse trocearemos el chocolate y lo derretiremos, acción que podemos hacer lo mismo en un microondas que a baño de maría, en un cazo.

Si optamos por el micro tenemos que meter los pedazos de chocolate en un recipiente apto para ello y calentar por 30 segundos a baja potencia. Tras ese tiempo debemos remover el chocolate y repetir la operación hasta que esté totalmente fundido, sin rebasar nunca el medio minuto de calentado, para que no se nos queme.

Si por el contrario preferimos el tradicional baño de maría, lo que hacemos es calentar agua en un cazo, dentro del que pondremos otro más chiquito con los pedazos de chocolate, que no pueden entrar en contacto con el agua. De igual forma que en el micro tenemos que estar pendientes del proceso y remover a intervalos, hasta que finalmente se derrita todo el chocolate. Importante en este método es estar al tanto de que el agua no llegue a alcanzar su punto de ebullición e hierva.

Una vez logremos que el chocolate esté completamente fundido, lo reservamos para dejarlo refrescar.

Entonces vamos a los huevos y separamos las yemas de las claras. Las primeras las mezclamos con el azúcar, hasta que queden bien combinadas, y las segundas las montamos con el pellizco de sal, hasta que alcancen el punto de nieve, vital para la textura esponjosa de la mousse.

Una vez cumplidos ambos pasos regresamos al chocolate, que juntaremos con la mezcla de las yemas y batiremos hasta que obtengamos una masa homogénea.

A esta última añadiremos luego en tres porciones las claras, operación que debe hacerse con suavidad y movimientos envolventes para que no se bajen.

Así, al final habremos obtenido nuestra mousse de chocolate sin nata, que ya podremos distribuir en los recipientes en los que será degustada, luego de que se enfríe por dos horas como mínimo en la nevera.

Mousse tres chocolates

Ingredientes de mousse tres chocolates

  • Tres huevos medianos
  • Tres claras de huevo extras
  • 150 gramos de chocolate con leche
  • Igual cantidad de chocolate blanco
  • Lo mismo de chocolate negro
  • 600 mililitros de leche entera
  • 100 gramos de azúcar glaseada
  • Un poco de agua
  • 10 gramos de maicena
  • 200 mililitros de nata al 35 por ciento
  • Un sobre y medio de gelatina en polvo o en su defecto nueve láminas de la neutra
  • 300 gramos de crema fariche

Cómo hacer mousse tres chocolates

Esta mousse tiene más complejidad que las anteriores, pero su exclusividad bien merece la pena.

Para hacerlo lo primero es separar las yemas de las claras y reservar estas últimas para su posterior uso.

Luego batimos las yemas junto a la maicena y el azúcar, hasta que se integren a la perfección.

Acto seguido calentamos la leche, con cuidado para que no hierva, y ya caliente le vertemos encima la mezcla anterior, mixtura que deberemos batir hasta que también todo se homogenice en una crema espesa.

Logrado esto procedemos a disolver la gelatina en agua tibia, para inmediatamente agregarla a la mezcla resultante de las yemas y la leche, y dejar refrescar el resultado.

Mientras se enfría vamos con el chocolate y derretimos los tres tipos por separado, lo mismo al baño de maría que en un microondas.

Así, dividimos la mezcla que pusimos a templar en tres porciones idénticas y a cada una le agregamos un tipo de chocolate, ya fundidos los tres.

Hecho esto montamos la nata con la crema fraiche y en otro recipiente montamos las seis claras en el exacto punto de nieve que toda mousse requiere.

Luego, a cada una de las porciones con chocolate le adicionamos en partes iguales la nata y las claras, poniendo énfasis en que no se nos baje la mezcla y obtengamos una masa uniforme y sin grumos.

Si todo nos sale bien, lo cual está garantizado si se siguen estos pasos, vertemos en un molde la primera capa de mousse y la ponemos a enfriar en la nevera o refrigerador hasta que cuaje perfectamente. Cuando eso suceda, añadimos la siguiente capa y hacemos la misma operación, para finalmente añadir la tercera y tras tres horas de enfriamiento disfrutar con esta exclusiva mousse tres chocolates, que deberemos desmoldar con sumo cuidado.

Mousse de chocolate con leche

Ingredientes de mousse de chocolate con leche

  • 200 gramos de chocolate con leche
  • Cuatro huevos
  • 100 gramos de margarina
  • 200 mililitros de nata al 38 por ciento
  • Ocho cucharadas de azúcar

Cómo hacer mousse de chocolate con leche

Hacer esta mousse es bastante sencillo, lo cual la hace un postre aún más atractivo para tener en la nevera de casa tanto como queramos.

El primer paso para materializarla es picar la mantequilla y el chocolate en trozos, y calentarlos en un caldero pequeño a fuego lento, hasta que se fundan y combinen en una crema homogénea. Por supuesto, para ello deberemos ir removiendo la crema a lo largo del proceso de derretido, tras cuya finalización dejaremos que el resultado enfríe.

Mientras eso sucede, separamos las claras de las yemas y las batimos hasta que alcancen su punto de nieve, agregándole de a poco cuatro cucharadas de azúcar.

Luego tomamos las yemas y junto al resto del azúcar las batimos, hasta que su volumen inicial se incremente al menos el doble, para entonces unirlas a las claras. Esta adición ha de hacerse con cuidado y movimientos envolventes, para que la mezcla no se baje.

Acto seguido procedemos a montar la nata en otro recipiente y paramos cuando alcance consistencia suficiente como para incorporar el chocolate derretido, seguramente ya enfriado para esta etapa del proceso. Ambos ingredientes debimos batirlos bien para que queden perfectamente combinados.

Una vez logremos eso vamos agregando de a poco la crema de chocolate a la obtenida a partir de los componentes del huevo, sin dejar de mezclar mediante movimientos envolventes en ningún momento, para obtener la ansiada masa uniforme y espumosa.

Al fin conseguida, verteremos la masa en los recipientes para postre, aunque las mousse tradicionalmente se sirven en copas, y los pondremos en la nevera durante dos o tres horas, para que se enfríen bien y nos den todo ese sabor concentrado de chocolate con leche que tanto queremos degustar.

Mousse de chocolate light

Ingredientes de mousse de chocolate light:

  • Seis huevos de buen tamaño
  • Un poco de azúcar
  • 220 gramos de chocolate negro, concentrado al 50 por ciento

Cómo hacer mousse de chocolate light

Como su nombre indica, esta es una mousse de chocolate muy ligera en calorías, que resulta extremadamente fácil de hacer.

El primer paso de la preparación consiste en trocear el chocolate y colocarlo en un recipiente para microondas, donde lo pondremos a derretirse en potencia baja durante 30 segundos. Si no estuviese totalmente fundido tras ese intervalo podemos removerlo y volverlo a poner por igual período de tiempo, y así hasta que nos quede como si se tratase de crema de chocolate.

Este proceso de derretido podemos también hacerlo en baño de maría, aunque lógicamente ello tomará más tiempo.

Así, ponemos aparte el chocolate fundido para que se vaya refrescando mientras trabajamos con los otros ingredientes. En este sentido, separamos las claras de las yemas.

Las últimas son las primeras que usaremos y las mezclaremos con el chocolate, una vez esté se haya templado algo. Debemos batir ambos ingredientes hasta que se integren perfectamente, lo cual resulta esencial en este y todos los venideros pasos, para lograr la textura espumosa de la mousse.

Luego tomamos las claras y las batimos con constancia hasta que alcancen el punto de nieve, sin olvidarnos de irles agregando el poco de azúcar que hayamos escogido de acuerdo a nuestro gusto y requisito calórico.

Por último, de a poco vamos juntando las claras montadas con la mezcla del chocolate y las yemas, muy despacio y con suavidad para que no se nos baje la mezcla.

Cuando hayamos logrado una masa uniforme y sin grumos tendremos ya lista nuestra mousse de chocolate light, la cual debemos poner a enfriar por dos o tres horas para degustarla fría, que es como establecen los cánones y ciertamente sabe más rica.

Tarta de mousse de chocolate

Ingredientes para la tarta de mousse de chocolate

Para la base

  • Dos cucharadas de cacao en polvo
  • 150 gramos de galletas
  • 60 gramos de mantequilla semiderretida sin sal
  • Igual cantidad de nueces o avellanas peladas y troceadas en fragmentos pequeños
  • 50 mililitros de licor naranja u otro de tu gusto

Para la mousse

  • 200 gramos de chocolate con leche o negro, según se prefiera
  • Tres claras de huevo
  • Seis hojas de gelatina o un sobre de 16 gramos
  • 100 gramos de azúcar
  • 400 mililitros de nata para montar

Cómo hacer tarta de mousse de chocolate

Para hacer esta deliciosa tarta de mousse de chocolate, que parece compleja en el nombre y la distinción de los ingredientes, solo requeriremos de seis sencillos pasos.

Lo primero será triturar las galletas en la batidora hasta que quede pulverizada como si fuese harina, para mezclarla con la mantequilla semiderretida, el cacao y los frutos secos, tal cual los reflejamos en la lista de ingredientes. Esto lo mezclamos bien, hasta que todo se nos integre en una crema espesa.

Luego, como segundo paso, tomamos un molde desmontable y vertemos en él la crema, con la que daremos forma a una especie de base que prensaremos bien, para entonces poner el molde en frío y compactar esta parte de la tarta.

Acto seguido hidratamos la gelatina por 10 minutos, teniendo en cuenta que si usamos la de sobre deberemos diluirla en agua caliente primero, para después agregarla a los otros ingredientes.

Hecho esto montamos la nata con 50 gramos del azúcar y los otros 50 los juntamos a las claras, que montaremos también hasta que alcancen el punto de nieve. El chocolate lo derretimos en baño de maría o en el microondas, junto con el licor elegido, para entonces mezclarlo bien con la gelatina hidratada, que ha de disolverse e integrarse en la mezcla a la perfección.

Tras todo esto podemos ya adicionar de a poco y mediante movimientos envolventes las claras al chocolate, seguidas por la nata. Es importante mezclar bien para que el resultado tenga una textura cremosa y sin grumos o burbujas de aire.

Por último vertemos ordenadamente la mezcla final sobre la base de galleta hecha con anterioridad, aplanamos la superficie y la colocamos de nuevo en la nevera, el tiempo suficiente para que cuaje y se compacte.

Normalmente ello toma cerca de tres horas, mientras más mejor, tiempo tras el que nuestra tarta de mousse de chocolate estará 100 por ciento lista para impactar en el paladar de todo aquel que la deguste.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest